martes, 20 de enero de 2009

Months après

Amanece un vómito en el ánimo. Sí, sí: voy. El bus no traquetea, pero me parte tener que soportarlo. Más allá, la calle, tedio de garúa sobre los adoquines (y este cielo que ya casi nunca estalla). Bueno, la grada por la que ahora subo no es tan fría como mis espectativas. Ah, Kurtz: el horror, el horror. Que alguien arranque la cabeza de esta vieja sapo, meta una granada en la boca de este ministrete gris.

Ah, ya, los papeles... Qué bonita esta memoria histórica.

Yo no recuerdo nada.


¡Ni un solo puto paso!
¡Ni uno solo!

2 comentarios:

ƒriandise dijo...

muah ;)

marley muerto dijo...

aguante ahi recolector de memorias de notarias y demás lugares inospitos (inhospitos?, tu sabrás corregirme el bananas que yo si para la ortografía soy cero).

aguanteeee