lunes, 7 de septiembre de 2009

El luto en flor


Uno, negación:
Este capricho tuyo
no es más que la tarde
cargada de una ceniza pasajera.

Dos, distorsión:
Tropiezo, tropiezo,
a pesar de que no he abandonado mi asiento.

Tres, ira:
Con carne he de pagar
esta carne que me duele.

Cuatro, culpa:
Mi mano no deja de golpear mi rostro.
Yo la consiento. Le estoy agradecido.

Cinco, soledad:
Como una esquirla en mis pulmones.
Como un tonel de roca atado a mis tobillos.



Solo el tiempo hará que me libere de este miedo a claudicar.


2 comentarios:

Geraldo Brito / Dado dijo...

Belos poemas!

ƒriandise dijo...

3 4 5, todas porque no... todas de terror.

bisous